Adara Molinero estuvo grave en el hospital y cuenta lo que le pasó

03.10.2020

La ganadora de 'GH VIP 7' ha entrado en quirófano y, unas horas antes, ha querido aclarar la razón de hacerlo.

  • Adara confesaba antes de su operación: "Estoy muy nerviosa, estoy atacada, súper nerviosa".

  • La ganadora de 'GH VIP 7' pasa por quirófano para operarse por segunda vez el pecho porque tiene muchísimos dolores.

Adara Molinero ha reaparecido en redes sociales tras haberse sometido a una operación de pecho. La ex gran hermana ha reconocido que se encuentra "muy bien" a pesar de estar un poco agotada. Lo primero que ha querido hacer es agradecer a todo el mundo el cariño y el apoyo que le ha transmitido. "Estoy feliz. No sabéis cuánto", ha reconocido visiblemente emocionada. Además, las influencer ha explicado el gran cambio que se nota tan solo unas horas después de haberse sometido a esta operación quirúrgica. "Antes no tenía sensibilidad en el pecho, entre otros problemas", ha confesado. Sin embargo, parece que ahora todo eso ha desaparecido. "No he podido tener un mejor médico. Él lo ha solucionado todo", ha reconocido.

 

Dos días después de la operación, Adara confiesa que se encuentra aún recuperándose. "Tengo la tripa súper hinchada, me duele un montón el pecho y llevo todo el día tumbada", explicaba un poco avergonzada de subir 'stories' así. Y es que no ha sido una operación de pecho normal. "Ha sido muy complicada, había que arreglar muchas cosas. Ahora lo principal es recuperarme", trasmitía la joven a sus seguidores.


Elena Rodríguez se ha convertido en su enfermera particular, pues aún no se puede valer por ella misma y su madre la está ayudando en todo. "Me da de comer, me ayuda a hacer pipí", confesaba la ganadora de 'GH VIP'.
 

La ganadora de 'GH VIP 7' entraba a las 8 de la mañana de este miércoles 30 de septiembre a quirófano para solucionar un problema que le estaba causando muchas molestias. Antes de ingresar, Adara ha querido compartir esta noticia con sus seguidores para que no se alarmaran por la ausencia que conllevará esta intervención y, además, ha aclarado el motivo concreto por el que ha decidido someterse a una operación. Con bastantes nervios, la novia de Rodri Fuertes grababa un storie que subía a su perfil de Instagram contando todos los detalles: "Mañana a las 8 de la mañana me voy a operar del pecho y os voy a contar el porqué".


"Desde hace bastante tiempo estoy sintiendo muchísimos dolores, me molestan un montón las prótesis, me duele sobre todo cuando me tumbo en la cama y me pongo de lado, la prótesis se me va hacia el lateral y me duele mucho", explica Adara. Así pues, la ex de Gianmarco ha decidido operarse para solucionar todos esos dolores derivados del aumento de pecho al que se sometió tras participar en 'Gran Hermano 17'. 


 No obstante, Adara no ha querido hacer mucho hincapié en aquella intervención. "No puedo hablar mucho sobre este tema porque sería hablar de la otra operación que me hicieron que es un tema que está en manos de mis abogados y el día que esté resuelto podré hablar con mucha más claridad", ha querido aclarar la novia de Rodri.

Lo que sí ha contado Adara es que ha decidido reducirse el tamaño del pecho. "Me lo voy a dejar muchísimo más pequeño sobre todo porque quiero comodidad", explicaba bastante nerviosa antes de hacer la maleta para poner rumbo al hospital. Unos nervios que la madrileña trató de calmar la noche antes de la operación saliendo a cenar con su pareja, Rodri Fuertes.
 

Rodri Fuertes se ha convertido en un gran apoyo para Adara Molinero en este delicado momento. El ex gran hermano ha sido el encargado de acompañar a su novia al hospital muy temprano este 30 de septiembre. "Estoy muy nerviosa, estoy atacada, súper nerviosa, fatal", confesaba en el coche de camino al hospital. También está a su lado su madre, Elena, que no ha querido dejarla sola en estos momentos y le acompañaba en la habitación.


Justo antes de entrar a quirófano, Adara subía un último storie desde la habitación del hospital con la bata de papel ya puesta mientras esperaba la llegada del cirujano. "Al ser la segunda operación es mucho peor porque tengo miedo de que me quede bien, de que me arreglen lo que ya tenía", confiesa la madrileña muy nerviosa. Ahora solo queda esperar que todo vaya bien y enseguida tengamos noticias suyas contando el resultado.


Cortesía: Revista Que Me Dices 



También puedes Leer